CIRCUITO POR EXTREMADURA.

Hoy quiero proponer un circuito por Extremadura de diseño propio donde quiero aprovechar bien el tiempo y en 6 días recorrerla de norte a sur y de este a oeste.

1º Día.

Salida desde el lugar de origen, con parada en Aranjuez para la comida y visita de los Reales Sitios de Aranjuez, Real, situado entre los ríos Tajo y Jarama, fue utilizado ya como residencia real en época de los Reyes Católicos. Felipe II inició el palacio con los mismos arquitectos de El Escorial, Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, terminándose en el reinado de Fernando VI, con la incorporación de dos alas en tiempos de Carlos III. La actual decoración del palacio recoge sobre todo aportaciones del siglo XVIII, entre las que destacan el Gabinete de Porcelana y el Salón de Espejos. En las dependencias de la planta baja se encuentra el “Museo de la vida en Palacio” con curiosas piezas sobre la vida cotidiana en las Residencias Reales. En la visita pasearemos por su jardín, conocido como Jardín de La Isla, rodeado por el Tajo y por un canal del mismo, “la ría”, que lo separa del palacio. Está enriquecido con fuentes de los siglos XVI y XVII, en su mayoría italianas.

Aranjuez_Palacio_Real_1

Desde ahí nos dirigiremos hasta Plasencia, que donde se tendrá el Hotel.

2º día.

Plasencia – Cuacos de Yuste.  La villa de Cuacos de Yuste se encuentra enclavada en la comarca extremeña de la Vera, al norte de la región. Su conjunto histórico artístico es amplio y se centra en gran medida en la figura del Emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio, que eligió esta localidad para retirarse tras abdicar de sus títulos en su hijo, Felipe II de España, y en su hermano, Fernando I.

Visitaremos  el Monasterio de Yuste. El principal monumento del municipio es el Palacio-Monasterio de Yuste. En la actualidad, el palacio forma parte del Patrimonio Nacional, lugar vinculado a la Corona de España, mientras que el Monasterio sigue siendo uno de los principales enclaves de la Orden de San Jerónimo. El emperador Carlos I de España vivió poco más de un año en este lugar, antes de fallecer.

También la Casa de Juan de Austria. Un lugar que sirve de muestra de la arquitectura verata es la sede de la Mancomunidad de La Vera, situada en la Plaza de Juan de Austria. Edificio vinculado también al emperador, ya que según la leyenda es el lugar donde vivió el hijo natural del Emperador, al que popularmente se le conocía como Jeromín aunque la historia lo recuerda como Juan de Austria, general y almirante que al mando de la flota de su hermanastro el rey Felipe II y de las naves venecianas, papales y genovesas, consiguió el gran triunfo en la batalla de Lepanto contra los turcos. Jeromín vivió en el edificio a cargo de los mayordomos del rey, Luis de Quijada y su esposa Magdalena de Ulloa. En la casa hay secaderos tradicionales de pimiento.

Iglesia y ermitas destacando el  Órgano barroco policromado de la iglesia de Cuacos de Yuste.

Cuacos de Yuste

Otro monumento de interés es la Iglesia parroquial católica bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Jaraíz de la Vera.5 Edificio donde destaca la sacristía, obra del siglo XVI.

La ermita de Santa Ana es una pequeña ermita restaurada recientemente, en cuyo interior alberga el Cristo del Amparo, talla que posee un gran valor histórico, románica del siglo XVIII.

La ermita de la Soledad está enclavada en lo alto de un monte rocoso y en ella se encuentra la patrona del pueblo, la Virgen de la Soledad, de estilo herreriano del siglo XVII.

La Plaza de España o Plaza Mayor: en la cual se aprecian las características peculiares de la arquitectura de la zona: porticados sostenidos por columnas de piedra, algunas de ellas traídas del Monasterio de Yuste después de la desamortización de la iglesia, casas con entramados de madera y el ayuntamiento;

Casa de Rafael Castaño: casa señorial de Rafael Castaño, antiguo escribano de la población de principios del siglo XVI, donde se puede apreciar el escudo de la familia Carvajal y la ventana bífora de arcos tribulados que hay en su parte superior. Situada en la calle Teodoro Perianes, con fachadas muy coloridas, influencia de casas de Flandes del siglo XVI;

Las Ollas: paraje natural que ofrece la garganta de Cuacos. Junto a las Ollas se sitúa el Puente Romano. Este peculiar paraje se localiza en las afueras de la localidad. Es interesante observar las formas tan curiosas que el agua, con el tiempo, talla en las rocas.

Valfrío: paraje natural por el que discurre una garganta, muy visitado por el turismo sobre todo en época primaveral. Paisaje de bosques caducifolios, robles, castaños y cerezos, verde en primavera y amarillo, ocres y rojos en otoño. Madroños praderas, agua que fluye por todas partes.

Después nos dirigiremos hasta Garganta la Olla. Garganta la Olla goza de una situación geográfica envidiable, en cuanto a naturaleza se refiere, rodeada por gargantas naturales y montañas. Cabe destacar las piscinas naturales, entre las que sobresalen los charcos de “las piletillas”, divididas en “piletillas de abajo” y “piletillas de arriba”, “el calderón” (dominado por una bella cascada), el charco de “la valentina”, y por último y como charco más cercano a la localidad, el charco “tinajón”, lugar frecuentado antiguamente por las mujeres del pueblo para lavar las ropas. A parte, el pueblo está protegido por una estribación de la sierra de Gredos conocida como la Sierra de Tormantos, cuyo pico más alto se encuentra a 1664 m sobre el nivel del mar (en comparación con los 600 m a los que se encuentra la localidad). Este pico más alto, se corresponde con el conocido como “canchal negro”. Cabe destacar dentro de la sierra de Tormantos, la ermita de San Salvador, datada de la edad media y de la que aún hoy se conservan ruinas, así como más partes de la Garganta, como la chorrera de Mayo, la chorrera de Pivilla, y el “nacedero”, lugar de nacimiento de la garganta.

Daremos una vuelta por las calles donde podemos encontrar la Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Lorenzo Mártir, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Jaraíz de la Vera.  Edificio que data del siglo XVI. Tiene un órgano barroco restaurado en 1984. También la Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero

Casa de la Inquisición y la Ermita de San Martín

Casa de las Muñecas.  Fue un prostíbulo utilizado por el séquito del emperador Carlos I de España y V de Alemania. Su fachada fue pintada en su momento de un característico color azul para distinguirla del resto de edificaciones.

Veremos la Casa de Postas, pasearemos por la calle mayor el Barrio de La Huerta. Donde veremos la Casa de Pedro de Carvajal (En el Barrio La Huerta)

Casa de Francisco Díaz, maestro de obra de la iglesia de 1573, que pasa por ser de las casas más antiguas del pueblo y que se caracteriza por poseer la planta baja, primera y segunda planta del original entramado de madera y no de adobe como otras, sino de ladrillo cocido, conocido como ladrillo mudéjar. Según la tradición, Francisco Díaz, fue el maestro de obras de la torre e iglesia del pueblo y provenía del País Vasco. Esta casa es quizás el mejor ejemplo de Baserri fuera del País Vasco, y como tal la recoge Caro Baroja en su estudio sobre el pueblo. Después de las correspondientes fotos en el Puente de Cuacos (Puente Romano), marcharemos  dirección a Jerte.

jerte_puerto_de_tornavacas

Con un entorno espectacular, que es la principal  vía de comunicaciones para acceder a esta zona es la N-110, que une Plasencia con Ávila, a través del Puerto de Tornavacas, desde cuya cumbre podemos contemplar el sorprendente paisaje que ofrece este valle.

Jerte tiene el título de “Población con mayor número de bares por habitante”, siendo la proporción de 1 bar por cada 36 habitantes. Muy famosas Las Cerezas del Valle del Jerte, también conocidas vulgarmente como picotas,

En cualquier ocasión el valle tiene su magia, pero son especiales sus otoños cuando miles de cerezos enrojecidos tiñen de fuego sus laderas. Tal es la belleza de este singular árbol que, en el mes de abril cuando las nieves comienzan a retirarse, su blanca floración inunda todo el valle produciendo un efecto óptico difícil de olvidar para el visitante.

Ofrece al visitante una alternancia paisajística, dándole la posibilidad de reencontrarse con la naturaleza, pudiendo recorrer las innumerables gargantas que descienden abruptamente desde las montañas o internarse en sus frondosos bosques.

Y ya de noche volveremos a Plasencia para pernoctar.

3º Día.

Visita a Plasencia donde podemos ver La muralla, sus puertas y el acueducto.

La muralla es el gran elemento del patrimonio monumental que caracteriza a la ciudad. Desde su fundación por Alfonso VIII hasta el día de hoy. De muro protector hasta límite del casco histórico. Sólo traspasable por sus bellas puertas:

Puerta de Trujillo

Puerta de Coria

Puerta Berrozana

Puerta del Sol

Puerta de Talavera

Puerta del Carro

Puerta del Clavero

Postigo del Salvador

La puerta del Clavero y el postigo del Salvador fueron reconstruidos en las últimas décadas, mientras que la puerta de Talavera y la puerta del Carro no se han podido conservar.

plasencia

Junto a la muralla luce majestuoso el acueducto medieval, que era la vía de entrada del agua que llegaba desde la sierras de Cabezabellosa y El Torno a la ciudad. Construido en el siglo XVI, hoy se erige como atracción monumental integrado en el corazón placentino. Cuenta con 200 metros de longitud y 55 arcos de medio punto que lo conforman.

Las Catedrales. De transición del románico al gótico, la denominada Catedral Vieja tiene en su exterior una bella portada románica de arco de medio punto con hermosas arquivoltas y escena incompleta de la Anunciación de la virgen en la hornacina superior del frontispicio.

Con tres naves y cuatro tramos con bóveda de crucería, que comenzó a construirse en el siglo XIII, presenta ampliación a mitad del siglo XV, con claustro rectangular de inspiración cisterciense, donde se encuentra la imagen gótica del siglo XIII de Santa María la Blanca.

Desde el claustro se puede acceder a la Capilla de San Pablo, antigua Sala Capitular atribuida a Gil de Císlar. Obra de estilo románico gótico con influencias bizantinas y orientales que alberga la imagen de la Virgen del Perdón. Sobre esta capilla se alza la afamada Torre del Melón.

Iniciado en 1498, el nuevo templo catedralicio se finalizó en el año 1578 con la intervención de varios arquitectos como Juan de Álava, Francisco de Colonia o Enrique Egas.

La catedral nueva tiene dos impresionantes fachadas renacentistas de estilo plateresco. La principal, obra de Juan de Álava, quien la terminó en 1558, y la del Enlosado, fechada entre 1538 y 1548, que es obra atribuible a Diego de Siloé.

En el interior, con tres naves y un crucero cubierto de bóveda de crucería, destacan en su nave central el Retablo Mayor, obra del siglo XVII, con lienzos de Mateo Gallardo, Luis Fernández y Ricci; y esculturas de Gregorio Fernández, donde destaca la imagen en madera del siglo XIII de la Virgen del Sagrario.

Llama especialmente la atención el Coro, uno de los más bellos de España, obra de Rodrigo Alemán en estilo gótico flamígero con escenas bíblicas y de animales. Sobresalen los sitiales del Obispo y los Reyes Católicos.

4º día

Plasencia – Cáceres  donde visitaremos toda la ciudadEn ella vamos a conocer:

Aljibe. Este aljibe hispano-árabe es uno de los restos que ha pervivido de la alcazaba militar almohade, ya que el edificio que lo alberga – el Palacio de las Veletas, actual Museo de Cáceres-, fue reestructurado en el siglo XV y remodelado en los siglos XVII y XVIII. Aún conserva agua.

Este almacén de agua, que sigue recogiendo la lluvia que cae en el patio renacentista que lo cubre, es uno de los más grandes de su época, de ahí su espectacularidad, potenciada por la luz dorada que se vierte desde el cenit hacia las cinco naves compuestas por arcos de herradura.

Arco de la Estrella. Se cuenta que el origen de la Puerta Nueva fue un boquete realizado en uno de los muchos combates que tuvo que sufrir esta muralla. La Torre de los Púlpitos se construyó para protegerla. La quinta y más reciente puerta de muralla. Une la Plaza Mayor con la Plaza de Santa María ambas centros neurálgicos de la ciudad durante varios siglos. Esta puerta-arco fue construida en 1726 por Larra Churriguera transformando una anterior conocida como La Puerta Nueva del siglo XV, que atravesaron en alguna ocasión los Reyes Católicos.

El actual arco, tiene esta peculiar forma para permitir el paso de carruajes. En su parte interior posee una hornacina barroca con la imagen de La Virgen de la Estrella y un farolillo también con forma de estrella.

Arco de Santa Ana. Este postigo fue uno de los accesos abiertos por necesidad de paso entre las principales puertas de la muralla.

La apariencia actual data del siglo XVIII. El arco exterior, hacia el adarve, está rematado por una hornacina que contiene una imagen moderna de Santa Ana con la Virgen y el Niño. El interior está compuesto por una sucesión de bellas bóvedas de rosca realizadas con ladrillo, característica de Cáceres.

Arco del Cristo. Arco del Cristo o Puerta del Río, única puerta original romana que se conserva de las cuatro que existieron en un inicio. Este arco da acceso a la Judería Vieja y a la Cuesta del Marqués, una de las calles más pintorescas de la Zona Monumental, así como el resto del entorno

Audiencia Provincial de Cáceres (Hospital de la Piedad). La fecha de 1790 supone para Cáceres la creación de la Real Audiencia de Extremadura con todo lo que ello conlleva de prestigio, infraestructura y personal. Para que pudiera llevar a cabo su labor dignamente sobre el antiguo local del Hospital de la Piedad del siglo XVII del cual se conserva el patio central y la escalera. La fachada es de estilo neoclásico y es obra de Manuel Martín Rodríguez, discípulo de Ventura Rodríguez.

Ayuntamiento de Cáceres. El edificio que actualmente alberga el Ayuntamiento de Cáceres es un proyecto del arquitecto Ignacio Mª de Michelena y fue acabado en el año 1869, preside la Plaza Mayor al encontrarse elevado sobre una escalinatas, destaca en la fachada el atrio porticado con cinco arcos de medio punto. Encima se encuentra el piso noble con balconada donde se encuentra el salón de plenos. Se remata el edificio con el escudo de la ciudad y un reloj. También recorriendo alguna de sus calles no encontramos con casas de renombre como la de Casa de Diego García de Ulloa “el Rico”, Casa de los Aldana, Casa de los Becerra, Casa de los Duques de Valencia, Casa de los Durán de la Rocha, Casa de los Moraga, Casa de los Ovando-Mogollón-Perero-Paredes, Casa de los Perero, Casa de los Ribera, Casa de los Sánchez Paredes, Casa del Águila, Casa del Marqués de Camarena (Colegio Oficial de Arquitectos).

caceres039

Con esta visita pasaremos un día mágico conociendo Cáceres y por la tarde nos dirigiremos a Mérida donde se pernotará.

5º Día.

Mérida – Olivenza.  Donde podremos ver: Las iglesias parroquiales católicas bajo las advocaciones de Santa María Magdalena y de Santa María del Castillo, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. Ciudadela Medieval y Alcázar. Fachada de las Casas Consistoriales. Santa Casa de la Misericordia. Convento de Clarisas o San Juan de Dios. Fortificaciones abaluartadas. Puerta del Calvario. Y por su puesto su Castillo.

El alcázar o castillo de Olivenza conserva gruesas murallas del siglo XIV, sin almenas. Las torres conservan sus matacanes. La torre del homenaje, construida en el reinado de D. Alfonso IV, hijo de D. Dinis, y reforzada en 1488 por orden de Juan II de Portugal, mide 36 m de altura y 18 m de lado y tiene tres pisos, de los que destaca la decoración del último. Se accede a ella por diecisiete rampas con cubierta de bóveda.

La puerta de Alconchel y la puerta de los Ángeles están enmarcadas por dos torreones circulares y presenta un vano de medio punto abovedado, sin aparecer elementos decorativos. Está protegido por el decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. Cierra la ciudadela medieval las puertas de la Gracia y la de San Sebastián, reconstruida en 2006.

A día de hoy engloba y acoge el Museo Etnográfico González Santana, llamado así en honor de su creador Francisco González Santana. Acoge una espectacular recreación de diferentes actividades de la vida en la comarca de Olivenza en los primeros años del siglo XX.

Castillo Olivenza

Después de la Comida nos dirigiremos hasta Jerez de los Caballeros. Pese a que se ha identificado a esta ciudad con sus torres y fortaleza, su conjunto ofrece calles, plazas, rincones, palacios, fuentes, conventos y ermitas, que conforman ese otro Jerez, en el que el gótico, barroco y renacentista, se superponen en todas sus construcciones a las que se une la influencia andaluza, para conformar una personalidad propia y atractiva.

CASTILLO FORTALEZA DE LOS TEMPLARIOS Y TORRE SANGRIENTA.- Arquitectura militar cristiana del siglo XIII. Conserva en cada ángulo una torre prismática cuadrangular de mampostería con sillería en los ángulos.

PARROQUIA Y TORRE DE SAN MIGUEL.- Se empezó a construir a mediados del siglo XV. Importante obra barroca es la torre, construida con ladrillo, barro cocido y azulejos, estos últimos para la decoración.

PARROQUIA Y TORRE DE SAN BARTOLOMÉ.- Según la leyenda, su origen se remonta a la Reconquista. Su torre se empezó a construir el 6 de junio de 1759.

PARROQUIA Y TORRE DE SANTA CATALINA.- Siglo XVI. Su torre fue construida entre 1756 y 1772, de influencia neoclásica. La parroquia atesora una excelente imaginería.

PARROQUIA DE SANTA MARÍA.- Es el templo más antiguo de Jerez. Su origen viene de época visigoda, y testimonio de su fundación, es la inscripción que en una de sus columnas fija la fecha en que el templo fue consgrado: 24 de diciembre del año 556. Su exterior combina elementos renacentistas y barrocos, ocultando totalmente su arquitectura gótica.

Además de sus recursos monumentales, Jerez posee una gran tradición histórica, en la que destacan las hazañas protagonizadas por Hernando de Soto, descubridor de la Florida y Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Océano Pacífico.

Declarada oficialmente Conjunto Artístico-Monumental en 1966.

Y de noche regreso a Mérida para pernoctar.

6º Día

Mañana Visita Mérida.  Su importante conjunto arqueológico y monumental, por el que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993. Cuenta con un gran número de monumentos y estructuras de gran importancia que mantienen viva la historia acontecida en la ciudad muchos siglos atrás.

Pano_Plaza_Mayor_de_Mérida

Después de la comida salida dirección a los lugares de Origen.