VISITA A LA ALPUJARRA GRANADINA A TORVIZCÓN Y SUS FIESTAS DE SAN ANTÓN.

El próximo viernes se celebra la fiesta de San Antón, una celebración que se puede vivir en la Alpujarra. Por este motivo les hago también una recomendación a las agencias de viajes y Tour Operadores, es visitar la alpujarra en estos días.

En esta ocasión me centro en la población de Torvizcón dentro de la alpujarra granadiana.

Torviscon

Sitiado a 685 metros sobre el nivel de mar, se encuentra el pueblo de Torvizcón a una distancia de 74 km a Granada y a 119 kilómetros de Almería.

Se encuentra localizado entre la cuenca del Río Guadalfeo y las últimas laderas de la vertiente norte de la Sierra de la Contraviesa, junto a la rambla de su mismo nombre. Cuenta el núcleo principal de Torvizcón con 660 habitantes, en tanto que el resto de la población se reparte en cortijadas, como La Dehesa y Salas Contraviesa, y en múltiples cortijos diseminados por todo el término municipal, sumando en su conjunto una población total de 1022 habitantes.

Limita con los municipios de La Taha, Almegíjar, Cástaras, Albondón, Sorvilán, Polopos y Órgiva.

El municipio de Torvizcón, que fue considerado antaño la capital de la Contraviesa, nos muestra una silueta de casas encaladas en la ladera sur de Sierra Nevada; y desde cualquier lugar de los alrededores de su casco urbano, nos ofrece magníficas vistas, entre las que se encuentra el cauce del río Guadalfeo.

Sus cultivos principales son los almendros, vides e higueras.

Buena parte de su territorio se encuentra dentro del Sitio Histórico de la Alpujarra. En el término municipal, se ubican diversas cortijadas que tienen su origen en las edificadas durante el siglo XIX.

Según algunos historiadores es posible que existiera un núcleo de población en época romana.

A partir del siglo XVI formó parte del señorío de don Luis Zapata, que abarcaba territorios de la antigua taha del Cehel en la ladera sur de la sierra de la Contraviesa, hasta Albuñol.3 Tras la Rebelión de los moriscos sólo quedaron dos familias en el pueblo y no fue repoblado.4 Más tarde, a finales del siglo XVII, durante el XVIII y primer tercio del XIX, fue cabeza de partido del «Estado de Torvizcón» o del conde de Cifuentes, por lo que alcanzó título de villa.

El pueblo tiene una iglesia de estilo mudéjar, dedicada a Nuestra Señora del Rosario, construida con anterioridad a 1530. La nave y la capilla mayor están cubiertas con armaduras de limabordón y par y nudillo en el entronque entre ambas. Fue quemada por los moriscos en 1568 y ha sido reparada en diversas ocasiones. En el siglo XVIII se le añadió una nave lateral adosada con bóvedas de aristas, comunicada mediante arcos de medio punto.6 Cuenta en su interior con una destacable talla policromada de la Virgen del Rosario, del siglo XVIII7 y un cuadro al óleo de José Risueño representando la coronación de la Virgen, en delicado estado de conservación.

Y lo mencionado, es destacar las fiestas de este fin de semana, la fiesta de San Antón, el 17 de enero.

Como costumbre, los vecinos de Torvizcón son los encargados de criar y alimentar en plan comunitario al tradicional marranillo de San Antón. El animal anda durante varios meses suelto por las calles con un lazo rojo atado al cuello, convirtiéndose en el auténtico “rey del pueblo” al estar obligados todos los vecinos a colaborar en su alimentación. Se trata, lógicamente, de que llegue cebado al día de San Antón, para sortearlo entonces en la plaza como plato fuerte -y nunca mejor dicho- de las fiestas.

Gracias al ayuntamiento los marranicos de San Antón cuentan desde hace un tiempo de un lugar donde guarecerse y descansar a gusto en su propio hogar,

Así pues se le ha hecho una casita, al más puro estilo alpujarreño, a los denominados marranicos de San Antón junto a los jardines municipales, para que durante la noche no pasen frío y ganen en calidad de vida hasta que le llegue su ‘San Martín’.

«Todos los días, a eso de las nueve de la mañana, se le abre la puerta para que salgan los dos marranico de su flamante casa y, como de costumbre, sean mantenidos por los vecinos que son los encargados de que no le falten comida ni agua. Ya a las cinco y media, como si los animalillos tuviesen un reloj, se encierran ellos solos, y algún concejal se encarga de cerrarle la puerta».

Torviscon SAn Anton

Son también características en estas fiestas las quemas de los ‘chiscos’ en honor al santo. Los vecinos realizan fogatas en donde asan trozos de tocino y careta de cerdo, acompañados del excelente ‘vino Costa’ de producción local.

Torviscon hogeras

Desde hace siglos los habitantes de Torvizcón tienen por costumbre cebar a uno o dos marranicos para ser rifados en las fiestas patronales en honor a San Antonio Abad. Los animales siempre se han distinguido por dos cosas: porque llevan en sus cuellos un lazo rojo, y porque van a su aire, recorriendo y contorneándose por todas las calles pidiendo el alimento.

Podemos pasar una jornada maravillosa, o bien de sábado o de domingo. Recordar que aquí tenéis a un guía turístico dispuesto a acompañar al grupo. Por toda la comarca de la Alpujarra, y en general por toda la provincia de Almería y Granada

. Y que, un porcentaje de entre el 12,5% al 25% del importe de mis servicios como guía (antes de impuestos) que voy a donar a niñas y niños que lo necesitan por padecer alguna de las denominadas enfermedades raras.

Acerca de Guía José Antonio

Guía Turístico Oficial por Andalucía con el número 1249 y por Canarias con el número 3478, por lo que puede realizar su trabajo en todo el territorio Nacional. Actualmente realiza sus servicios de guía, los fines de semana y días de fiesta en: *La provincia de Almería, con visitas guiadas a cualquier pueblo de la provincia. * Y como guía acompañante en excursiones y circuitos para cualquier parte del territorio Nacional.
Esta entrada fue publicada en MIS PROPUESTAS. Guarda el enlace permanente.